martes, 6 de julio de 2021

Tiempo, belleza, verdad


"La belleza es la verdad, la verdad, belleza. Eso es todo lo que sabes y todo lo que necesitas saber"

(John Keats)

"Time" 

(Angelo De Augustine)

Time keeps on coming
I've been all around
I'll keep on running
'Til time catches on
I've been on the run
Now you're back in your hideout
Never gave it all for free
Everyone was talking to ya
To ya
Time keeps on learning
About you and me
I'll keep on loving
Someday she'll love me
I'll love you for free
Now your heart has been broken
And you're miles off away
Now you can't find the right words to say
Once uphill you'll be fine
But your love's lost down the line
Hate to say I was wrong
Came into this life on my own
And I'll try
Yes, I'll try
Hope for love
Turn out the light
And I gave my own life
My own life
My own life
He'll treat you unkindly
If that's what you want
But you'll stay inside me
Inside of my heart
Unbound at the start
Now

domingo, 27 de junio de 2021

Pequeño gran calendario deportivo


En tiempos solía publicar a principios de año un ambicioso calendario de objetivos, algunos de ellos de mucha enjundia y renombre incluso mundial. Las circunstancias vitales, a todos los niveles, han cambiado para bien, no nos quejaremos, así que nos conformamos con un octubre ambicioso e intenso, exigente pero asumible.

- 3 de octubre. Medio Ironman de Salamanca 

- 10 de octubre. Marcha ciclista Douro Granfondo. 160 kms.

- 17 de octubre. Trail Cumbres Hurdanas. 32 kms. 

Supongo que durante el verano cuadrará alguna más, aunque no me gusta competir larga distancia con calor, sí habrá que afrontar nuestras jaramugadas clásicas además de alguna más que se nos ocurra, con lo que la relación bien podría quedar así:

- Maratón del Boedo, al que me gustaría volver si se celebra, más que nada por ver el  Románico de la zona con nuevos ojos.

- JumentoMan

- En todus lus frentis

- Maratón de Quilamas.

Después, a la vista de resultados y sobre todo sensaciones, me pararé a pensar si realmente necesito colocarme un dorsal para disfrutar del deporte. 

En principio en 2022 estaría por  atreverme con alguna prueba estrella de las exóticas, allende el reino, pero para esas cosas ya hay que negociar con la santa. 

miércoles, 9 de junio de 2021

Julien Baker, mi disco 2021


Cuitas de índole existencial y sentimental en un disco profundo, suave y cortante. Una obra compacta donde es difícil destacar cortes. Un disco de madurez para retratar la inmadurez, la incomprensión del ser uno mismo. Entre el odio y la duda, el perdón y la resignación. Obra magna la de esta muchacha. 

"Bloodshot" 

"No hay gloria en el amor

solo la sangre de nuestros corazones

así que deja que venga por nuestra garganta 

Tómame y hazme pedazos

Arrástrame lejos en la oscuridad" 


viernes, 28 de mayo de 2021

Todos amamos a Simonetta

 







Y es que todos, sin saberlo, conocemos desde niño a esta chica a la que apenas veinte años de vida frente a los ojos de Botticelli y alguno más, le sirvieron para convertirse en símbolo de una nueva forma de pensar, exponente de un tiempo y un lugar, cumbres del pensamiento y el espíritu humano. 

"Simonetta Vespucci"

Il vostro passo di velluto
E il vostro sguardo di vergine violata.

(Dino Campana)

Simonetta,
por tu delicadeza
la tarde se hace lágrima,
funeral oración,
música detenida.
Simonetta Vespucci,
tienes el alma frágil
de virgen o de amante.
Ya Judith despeinada
o Venus húmeda
tienes el alma fina de mimbre
y la asustada inocencia
del soto de olivos.
Simonetta Vespucci,
por tus dos ojos verdes
Sandro Boticelli
te ha sacado del mar,
y por tus trenzas largas
y por tus largos muslos,
Simonetta Vespucci
que has nacido en Florencia.

(Antonio Colinas)

martes, 6 de abril de 2021

A 7 años de distancia


La identidad como quimera. Este que escribe no es ya el que pensaba estas líneas. Qué hay en mí a siete años de distancia, desde aquel domingo 6 de abril, culminación de un anhelo inconsciente. Qué poco se parece el viaje recorrido al imaginado o proyectado un día antes de tu llegada. Lo malo de ser padre es mucho peor. Lo bueno, mucho mejor. Mi credo personal, forjado frente al kilómetro, canon universal para saber de tu temple, huye de las expectativas, segura fuente de frustración. Sin embargo saberte tan especial y sorprendente traiciona mis convicciones. Y ahí aparece la amenazadora esperanza y el deseo, no puesto en ti, en un camino que has de recorrer libre para errar y recomenzar. Se trata del miedo a no ser yo el padre que te mereces, a no estar a tu altura. Latente motivación del remar y decidir diario. 

domingo, 14 de febrero de 2021

Hacerse un Jano, una nueva forma de jaramugada. Puerto de Casares.

 


Visto que al calendario de carreras no se le ven posibilidades reales de consolidación durante los próximos meses.

Visto que tampoco parece muy responsable lo de hacer convocatorias públicas para entrenamientos en grupo, aunque como parece que el tema está un poquino mejor que hace unas semanas, se podría plantear el volver a quedar el grupino de antes de Navidad.

Teniendo uno ganas de enredar y fijarse algún tipo de reto que altere el rutinario entrenamiento diario durante los próximos meses.

Como Secretario del Club Jaramugos y Jumentos, en el uso de mis atribuciones,

RESUELVO

Primero. Aprobar un nuevo tipo de jaramugada consistente en elegir un puerto de montaña y proceder a su ascensión una vez en bici, otra corriendo.

Segundo. Denominarlo Jano en recuerdo al rostro bifronte del dios de la mitología romana.


En mi caso siempre subiré primero en bici y después corriendo porque se me da bastante mejor patear que pedalear, sobre todo si voy tostado; también porque no dispongo del tiempo que exige este deporte para funcionar como se debe y se puede. 

Decidí empezar por uno de los más asequibles, el puerto de Casares de Hurdes, que no sé cómo se llamará en realidad. Poco que contar, subida en bici sin problemas y ascensión a pie, alternando carretera y camino, según Dios (Jano, se entiende) me daba a entender. Paisaje y tiempo excepcional para completar un entrenamiento, que aun sin grandes tormentos, me dejó suave. A repetir.


Y como hoy se trataba de un espléndido domingo de Carnaval, aunque sea yo más afrancesado que auténtico farinato de RH reconocido, tocó reponer con huevos con farinato.

sábado, 13 de febrero de 2021

Todos somos Ulises

 


Hace unas semanas compartía en redes  esta cita de Chesterton: Toda gran literatura ha sido siempre alegórica: alegórica de alguna visión del universo en su conjunto. La Ilíada es grande solo porque toda vida es una batalla, la Odisea porque toda vida es un viaje, el Libro de Job porque toda vida es un enigma. Los feligreses en esa rara secta de la Antigüedad Clásica sabemos que se puede ir incluso más allá y afirmar que todas las vidas y historias se reducen a una, contada por Homero hace casi tres mil años, la de los diez años del regreso de Odiseo a su hogar tras la guerra de Troya, porque toda vida no es más que un viaje, porque todos somos Ulises. Palabras que son un balón al pie para contar la última peripecia en mi vida, un giro vital importante.

Las circunstancias me obligaron a tomar una decisión que me convenía profesionalmente desde cualquier punto de vista. Tengo el gran privilegio de poder decidir y recuperar el control y es lo que he hecho. Pasado un mes, las incomodidades del periodo de adaptación y la distancia en poco se han quedado, tanto por las facilidades y gentes encontradas como por mi actitud para encarar obstáculos, forjada en la resistencia atlética, la que determina restarle importancia a meras contrariedades temporales de carácter físico o anímico, a las que jamás se ha de permitir convertirse en centro vital. 

Cambiamos de rumbo, continuamos viaje , abandonamos a  Calipso y encaramos nuevo destino. El tiempo dirá cómo resultó cuando se resuelva el enigma, pero en eso consiste vivir, en seguir remando, acumular experiencias, crecer, extrayendo  todo lo bueno de un nuevo reto que me exige más responsabilidad, estudio y trabajo. Por ahora poco me pesa el pasado, nada echo de menos profesionalmente de una etapa para mí muy fructífera,  pero que, tal vez por la desafortunada-afortunada circunstancia de la transitoriedad, sentí durante mucho tiempo sellada por cierta desconexión espiritual. Ahora solo pienso en futuro, en hacerlo bien y estar a la altura. 

Regreso al pueblo, a ser Secretario de ayuntamiento de pueblos, a una vida y un entorno que, tras mi primera toma de contacto de antaño, cuando no estaba preparado ni por formación ni por experiencia ni por temple, echaba más de menos de lo que pensaba. Durante estos últimos tiempos  en la Corte  he sentido que perdía contacto con la vida real, añorando de una forma difícil de explicar la conexión con la tierra y la gente. Una tierra extraña, una Castilla de plano infinito de la que efectivamente emana algo de trascendente y místico, que aun siendo difícil de expresar,   seguro que no tardando intentaré dar forma en palabras. 

Continuo viaje, dejo gentes que saben que quiero y aprecio por el camino, algunos muy especiales en mi vida,  que me hicieron crecer o descubrir partes de mí que desconocía, con los que seguro, de una u otra forma, me volveré a encontrar en el futuro. El mañana aguarda, un mañana por construir con ellos y con todo lo aprendido, con muchos y mucho más por conocer, con todo por escribir. Es tiempo de zarpar.