lunes, 23 de mayo de 2022

Alcarràs. Cine bélico


Carla Simón elige una forma de contar arriesgada y diferente para transmitir magistralmente emoción, verdad y denuncia en esta delicada joya de cine bélico. Cine bélico porque cuenta una pequeña batalla de una guerra mundial en curso. Relato sobre un puñado de soldados y víctimas colaterales cercados por el enemigo. Un enemigo invisible y condescendiente, y por eso invencible. La absurda guerra del hombre contra sí mismo, empeñado en erradicar (RAE: arrancar de raíz) formas ancestrales de relacionarse con el entorno mientras se proclama un mundo nuevo más racional y eficiente en el marco de la más evidente irracionalidad. El tesoro de la vida de nuestros pueblos y tierras abandonados a su suerte mientras la mamarrachería política urbanita presume de su amor al campo y lo rural cada fin de semana y fiesta de guardar/jornada electoral. Y se seguirá soportando en silencio, como recios campesinos pendientes del cielo amenazante, cada nueva vuelta de tuerca hasta la derrota final e irreversible, con efectos a todos los niveles para las nuevas generaciones mucho más destructivos de lo que se nos alcanza; aunque eso lo saben de sobra los que están al mando de la nave.

martes, 10 de mayo de 2022

Louise Glück

 


Maravillosa la poesía de Louise Glück. Llegó para quedarse. 

Aubade

El mundo era muy grande. Además,

pequeño. Oh

muy pequeño, tan pequeño

que cabía en un cerebro.


Sin color, 

todo espacio interior: nada

entraba ni salía. Aunque el tiempo

de todos modos se filtraba, esa

era la dimensión trágica.


Si no recuerdo mal, por aquellos años

yo me tomaba el tiempo con mucha seriedad.


Una habitación con una silla, una ventana.

Una ventana chica, cubierta con las formas que la luz dibujaba.

En su vacío, el mundo


siempre estaba completo, sin 

nada fragmentario, con

el yo en el centro.


Y en el centro del yo, 

un pesar al que no creía poder sobrevivir.


Una habitación con una cama, una mesa. Reflejos

de la luz en las superficies desnudas.


Yo tenía dos deseos: deseo

de seguridad y deseo de sentir. Como si


el mundo estuviera decidiendo contra la blancura,

por desdeñar lo potencial

y desear en su lugar la sustancia:


paneles

de oro donde la luz golpeaba.

En la ventana, las hojas

rojizas de la haya cobriza.


Más allá del reposo, hechos, objetos

confundidos o entretejidos: lugares


donde el tiempo se agitaba,

clamando por ser tocado, por hacerse

palpable.


la madera pulida

brillando en sus detalles


y entonces yo era otra vez 

la niña ante la riqueza

y no sabía de qué estaba hecha la riqueza. 

sábado, 23 de abril de 2022

Libros. Poema recital Feria del libro Ciudad Rodrigo


Libros

Desde un arrancar el tiempo

desentrañar lo inexplorado

La quimera del extrañamiento

a la luz de la desubicación.  

Caminos que pareciendo atajos

se convierten en destino

Un viaje lejos de mí

para llegar a mi centro

Un campo de minas

Un bosque en llamas

Puentes en derribo

Saltos en marcha

para saber quién soy

para llegar al principio

Antes aun

A la búsqueda de un principio

para comprender el final

Fuego invisible tras el umbral

Reglones desde el silencio

susurrando que no he de olvidar

Que el que escribe también era

Que el que escribe también fue

Rogando me acoja a sagrado

al sólido refugio de lo efímero

De su palabra en el vacío.

Porque la muerte es vida

 Y la libertad un salto

Que el blanco es templo

Y las letras sagrario

Que todo hombre es

Que es por haber sido

Que son palabras porque son vuelo

Monedas para ser contadas

Salmos para ser cantados

Desde ayer hasta hoy

Desde ti hasta mí

Sordo movimiento de tus labios

sobre páginas palpitantes

El tibio dedo sobre la tierna esquina.

Y todo el misterio en tus manos

Amor

Amor es la palabra

Amor

Amor es el destino.

jueves, 24 de marzo de 2022

Exposición "Cotidianos" Susana López. Díptico.


El que Susana López sea psicóloga, puede que le sirva para entender que la mente no basta para explicar qué es el ser humano. Puede que fuera la razón que le llevara a cultivar su vocación por el dibujo y estudiar Bellas Artes; el comprender que el espíritu, que ese intransferible modo de habitar el cuerpo que cada cual atesora, que la verdad oculta del ser tras la persona, solo se persigue y captura con la fragilidad de unas líneas y colores atrapados sobre el papel.

La artista renuncia al artificio y la complejidad de su trabajo realista para adentrarse en el campo de la poesía visual, tirando de otros recursos y herramientas, valiéndose de un dibujo deliberadamente simple que apela a un pensamiento simbólico y tramposamente accesible, con un blanco dominante como espacio ritual, marco de silencio para el dibujo como palabra.

Cotidianos revuelve ese enorme cajón de sastre que llamamos entorno, infinito mundo de objetos y seres sin valor, para rescatarlos, mimarlos y dotarlos de luz. Partir de lo simple, convertirlo en complejo, nuevamente deconstruirlo y regresar a la sencillez. Viaje que precisa de la sola herramienta de una mirada articulada en forma de estaciones donde apearse: asombro, gracia, mensaje, reflexión, cuestionamiento, duda, denuncia.

Mas descorrer el velo, dotar de alma a cosas siempre ha apelado a un trasfondo muy humano, el de lo difusamente turbio y sombrío. En Cotidianos se escucha la voz de Pessoa contando que ver es haber visto. Tras la demolición controlada de lo cotidiano se revela el infinito poder de una mirada.

De la reflexión, de la conciencia, de la libertad trata cotidianos, porque solo el ser consciente puede ser libre. A María Zambrano no le bastaba la razón como forma de conocimiento, por eso defendía le camino interior de la intuición a través de su razón poética. Eso es cotidianos, preguntas y respuestas, poesía y conocimiento. 

lunes, 21 de marzo de 2022

Ciudad Rodrigo, la memoria del silencio


Andaba de exámenes entonces, estudiando a última hora  en la UNED y ya algo hartito de ciencia política, había visto por la mañana en el BOP que se trataba un poema corto el que se pedía para participar en el certamen Cristóbal de Castillejo y esto salió:

"Ciudad Rodrigo, la memoria del silencio"

En los pliegues del tiempo

La muerte y la guerra

La cruz y la espada

hilando el futuro.

Desde todo lo perdido

Buscando en  rincones

las fuentes encuentro

de la tierra en mi sangre.

Donde mana la luz

de la sombra del pasado

De lo que conocí y lo que no

De lo que creo y lo que amo

De lo que entiendo y perdono.

Y el tiempo desdoblándose

en  modo de espejo.

Pálida luz, el sueño roto

Expuesta la vida al futuro

en forma de horizonte

en forma de frontera.

Me basta amarte así

En atronador silencio

Mis ojos en tus ojos

Tu nombre en mis labios

como parte de mi destino.

Ardo, sucedo y perezco

Arde mi esperanza

En tus muros atrapado.

martes, 1 de febrero de 2022

Píos deseos para empezar el año


 
"Píos deseos para empezar el año"
(Gil de Biedma)


Pasada ya la cumbre de la vida,
justo del otro lado, yo contemplo
un paisaje no exento de belleza
en los días de sol, pero en invierno inhóspito.
Aquí sería dulce levantar la casa
que en otros climas no necesité,
aprendiendo a ser casto y a estar solo.
Un orden de vivir, es la sabiduría.
Y qué estremecimiento,
purificado, me recorrería
mientras que atiendo al mundo
de otro modo mejor, menos intenso,
y medito a las horas tranquilas de la noche,
cuando el tiempo convida a los estudios nobles,
el severo discurso de las ideologías
—o la advertencia de las constelaciones
en la bóveda azul...
Aunque el placer del pensamiento abstracto
es lo mismo que todos los placeres:
reino de juventud.

jueves, 6 de enero de 2022

Mis discos 2021

No estoy al día, mucho de lo que escucho es más viejo pero he aquí un apunte de lo que recuerdo más me ha gustado este año 






.