jueves, 6 de enero de 2022

Mis discos 2021

No estoy al día, mucho de lo que escucho es más viejo pero he aquí un apunte de lo que recuerdo más me ha gustado este año 






.











 

Mis mejores películas y series 2021

PELÍCULAS

Lo dicho, no hay tiempo en mi vida para explicaciones; sobre la mayoría sí comento en facebook cuando las veo. Alguna se me olvidará, alguna puede que no sea de 2021. Lo mismo da. 












 

SERIES

Tres chicas abolladas, un drama shakesperiano y la temporada más floja de nuestro amado Kominsky, al que ya no se puede traicionar.







miércoles, 5 de enero de 2022

Libros 2021

 




Libros leídos durante 2021. No es tanto, hay cositas pequeñas. No tengo tiempo para comentar -algo voy contando en facebook-, así que dejo la imagen de mis mejores.

1. "Vita nuova" (Dante) 

2. "Viaje al fin de la noche" (Céline) 

3. "El Camino de Santiago de Castilla y León" (Pascual Martínez Sopena) 

4. "Por Salamanca también pasa el Camino de Santiago" (Salvador Llopis) 

5. "Autobiografía. Sobre la antigüedad de los judios" (Flavio Josefo) 

6. "Heráldica de Ciudad Rodrigo" (Mª. Paz de Salazar y Acha) 

7. "Ciudad Rodrigo. La catedral y la ciudad" (I) (M. Hernández Vegas) 

8. "Mitología e iconografía en la pintura del Museo del Prado" (Pilar González Serrano) 

9. "Imitación de Cristo" (Thoma de Kempis. Trad. Fray Luis Granada) 

10. "La belleza y el terror" (Catherine Fletcher)

11."Nehemías" (Biblia)

12. "La hora interior. Antología poética 1967-2001" (Antonio Colinas) 

13. "Esdras" (Biblia) 

14. "Viaje a la aldea del crimen" (Ramón J. Sender) 

15. "Crónicas" (II) 

16. "El talmud" (César Vidal) 

17. "Crónicas" (I)" (Biblia) 

18. "Córdoba de los Omeyas" (Muñoz Molina)

19. "Lo profano en el arte sagrado medieval" (Codex Aquilarensis. VVAA)

20. "Reyes"(II) (Biblia)

21. "Emocionarte" (Carlos del Amor) 

22. "La biblia contada para escépticos" (Juan Eslava Galán) 

23. "El abismo de Eros: el amor y la seducción en la Antigua Grecia" (Matteo Nucci) 

24. "La guerra de los judíos" (Flavio Josefo) 

25. "Reyes" (I) (Biblia) 

26. "Todo fluye" (Grossman)

27. "Arquitectura tradicional de la sierra de Francia: ornamentación e iconografía" (Carlos Fortes García) 

28. "Samuel II" (Biblia)

29. "De senectude politica" (Pedro Olalla)

30. "El misterio de la creación artística" (Zweig)

31. "La danza de la muerte" (Hans Holbein) 

32. "Samuel I" (07/21)

33. "Cuaderno de campo de Castilla y León y Extremadura" (J.J.Bautista) 

34. "Zohar. El libro de los Esplendores" (Eliphas Levi)

35. "Josué" (Biblia)

36. "Simbología bíblica en la iconografía de la catedral de Santa María de Ciudad Rodrigo" (Ángel Olivera) 

37. "Jueces" (Biblia)

38. "El bestiario de las catedrales" (M.A. Villanueva) 

39. "¿Hay derecho? La quiebra del Estado de derecho y de las instituciones en España" (Sansón Carrasco VVAA) 

40. "El fin de la fiesta" (Rubén Amón) 

41. "Deuteronomio" (Biblia)

42. "Séneca. El arte de vivir" (Séneca. Jaime Moreno) 

43. "Números" (Biblia) 

44. "Manifiesto por la lectura" (Irene Vallejo) 

45. "Budismo esencial" (Juan Arnau)

46. "Poetas de lisboa" (VVAA) 

47. "Los griegos y nosotros. De cómo el desprecio por al Antigüedad destruye la educación"(Ricardo Moreno Castillo) 

48. "Cartas a Poseidón"( Cees Nooteboom) 

49. "Lo que el budismo no es (y lo que pudiera ser) (Juan Arnau) 

50. "Kunsthistorisches Museum de Viena" (VVAA) 

51. "Historia universal de la infamia" (Borges)

52."Pico della Mirandola" (Carlos Goñi) 

53. "Pompeya. Vida, muerte y resurrección de la ciudad sepultada por el Vesubio" (Mirella Romero) 

54. "Génesis" (Biblia) 

55. "Éxodo" (Biblia) 

56. "Levítico" (Biblia) 

57."Grandes poetas ilustrados: Kavafis" 

58. "Guía Museo de Ferias de Medina del Campo"

viernes, 24 de diciembre de 2021

Feliz Navidad, Feliz 2022 - So may we start

Postal Navidad 2021, ya sabéis que para los PaniLópez esto es serio. La jefa dirige y diseña, la mona (recientemente premiada) pinta y un servidor escribe.

Para todos los que pasáis por aquí y no tenéis la postal en casa (de buena fuente sé que alguno ahora mismito en el buzón), para todos los demás, digo, para los que disponéis de un minuto para pasar por aquí.

FELIZ NAVIDAD

FELIZ 2022

Canción a cuento del comienzo del nuevo año: "So may we start". deslumbrante inicio del musical "Annette" de Leo Carax. Lamentablemente, incluso a pesar de la presencia de mi amada Marion Cotillard, el nivel no se mantiene y la deriva  de la película la convierte en inabordable. Aguantamos veinte minutos  pero, visto que sigue en las listas de lo mejor del año, volveremos a intentarlo en lugar de por la noche, alguna mañana de fin de semana.

Pues eso, 2022, so may we start.

lunes, 20 de diciembre de 2021

Almeida en los ojos de Antonio Colinas

 


Antes de ir a trabajar me gusta hacer algo de ejercicio y leer unas páginas, tal vez adicto a un chute de irrealidad antes de enfrentar el fragor de la vida real. Y casualidades de la vida, esta mañana topé de bruces con un poema de Antonio Colinas sobre mi rincón favorito de Almeida, ciudad portuguesa hermana de mi Ciudad Rodrigo. 

La tumba del alférez Beresford se sitúa en una elevación del lado oeste de la muralla, imaginario cruce de líneas hacia el infinito horizonte. El joven Beresford murió en el asalto a Ciudad Rodrigo una fría noche de enero de 1812, en la brecha grande de la muralla que garantizaría la victoria de su ejército. Se cuenta que el general Mc Kinnon le gritó un instante antes de que ambos murieran por una explosión: "Vamos Bereresford, eres un tipo valiente, iremos juntos". De alguna forma, el poeta mantiene abierto el diálogo con aquel loco chaval de apenas veinte años. De alguna forma, su evocador lugar de descanso sigue aguardando su respuesta. 

    ALMEIDA

I

En la cima del monte hay una tumba.

Junto a ella tiembla un álamo sonoro.


Sobre la estrella de los baluartes

inmensidad de azules lejanías.

Aquí en el monte, cerca de la tumba,

sobre la yerba amarillenta y fuerte,

sopla un viento ardoroso que nos trae

aroma de encinares incendiados,

de grandes rocas que inflama el uranio.


Arriba, por el álamo, la vida

dando frescura al brillo de las hojas

(plata fina temblando en mis pupilas).

Debajo de la losa de granito

la honda muerte del joven lord John Beresford,

que aquí perdió su sangre iluminada

en batallas que ya no se recuerdan.

Y en la cima, entre el árbol y la tumba,

un cuerpo bebe olvido en otro cuerpo:

batalla de los labios sin victoria,

tus pechos y mis manos derrotados.

Vida y muerte al unísono respiran

en nuestro amor, que arde con los cielos.


Este lugar está en el noroeste.

De noche, ya apagados los incendios

de los cielos, los cuerpos y los bosques,

el monte, el árbol y los labios son,

en la ruta celeste, tumba de astros. 


II

El árbol negro brota de los muertos,

mas busca aún vida en cielos fugitivos.

Igual sucede al hombre de los páramos.

Hay una luz morada tras los vidrios

tristes de lo que fue Casa de Expósitos.

Anochece y hay frío, pero un niño

y un anciano, agarrados de la mano,

se asoman quietos a ese mar inmóvil,

de los montes, los valles, las tinieblas,

desde la soledad de las murallas.


Nada hay que justifique sus presencias

en el pánico instante de los búhos.

Como la luz del ventanillo son 

morados y sonámbulos sus labios:

se posan tiernos en el aire húmedo 

a la espera de dar o recibir

el imposible beso que los salve.

¿Qué mensaje dulcísimo o terrible

vendrá, con las negras o alas blancas,

desde el profundo fondo de la noche,

si ya no les espanta esta negrura?

De no llegar el ángel ¿a qué esperan?


Sólo hay una razón que justifique

ser humano entre piedras derrotadas:

ellos no son ni han sido de este mundo.

Esperan la llegada de algo o de alguien

que los arranque de un vivir sin vida,

que los cubra, y los lleve y que los funda

allá, en el dulce abismo que es todos los abismos.


III

Está nevando y, Nochebuena, en llamas.

Solo un Dios renaciendo en este día

pudo fundar un tiempo tan intenso,

y extender los silencios más sonoros,

y reavivar las brasas en las zarzas,

del ser-ocaso, con fuego muy manso.


¿Qué será ahora de aquel Viacrucis

que serpentea al fondo de los páramos,

donde estallaban los montes de plomo?

¿Y qué será del Monte Más Morado?

En él vi el signo, el símbolo, el espino

que, al fin, logré arrancar sin que sangrara

la herida del vivir sembrando vida,

la herida del vivir sembrando sueños?


Termina el año y todo en mí comienza.

Abre la nieve prados en mis ojos

hacia una infinitud ¡tan duradera!

Fogón de amor el pecho entre tus pechos.

Paz del anestesiado va incendiando

el frío más cuchillo: paz fogosa.


Qué lejos ya mi infierno, aquel cubil

de mi interior penando, los silbidos

(las cabezas cortadas) de las víboras. 


domingo, 31 de octubre de 2021

Versus 51. Reflexiones tras la batalla


Siento que con los años me quedo con menos, con menos en un sentido positivo. La edad te da el criterio y la actitud para decidir qué eliges de la vida y de qué prescindes, ese puñado de cosas y gentes que te interesa de verdad y, sin ya paciencia para contemporizar, dejar atrás ámbitos convertidos en poco más que ruido de fondo. No hay tiempo para mucho más, soltar lastre para disfrutar del camino a recorrer identificando lo que se necesita, aplicando el filtro de la pasión como ingrediente inherente a lo que se ama.

Tras  dejarlo totalmente aparcado durante  varios años, hace tiempo que para mí resulta evidente que el deporte forma parte de mi naturaleza, que estoy incompleto y hasta en cierta forma menos feliz si no cumplo con mi hora de ejercicio cada día, por higiene mental y casi  como autoafirmación,  fútil resistencia frente al lento deterioro vital. 

Lo que ya no tengo tan claro es si necesito ir un paso más allá, si competir, ponerme un dorsal, pagar una inscripción, estar a una determinada hora en un determinado lugar llamado salida,  si eso también forma parte de lo imprescindible.  Tal y como yo lo entiendo, para mí competir solo tiene sentido en la larga distancia, en el enfrentarme  a tiempos y distancias de muchas horas y kilómetros, fuente también de estrés e inseguridad, por sobre todo saberme no preparado para ello al tener que negociar mi tiempo diario con otras actividades también muy exigentes. Ello me conduce a situaciones donde se ha de tirar del oficio de antaño, de la experiencia de haber recorrido los tortuosos caminos del agotamiento total, los que exigen una entereza, compromiso e ilusión que hoy dudo atesorar. 

Inclinado a la mística y a los místicos, ortodoxos y heterodoxos,  todo lo filtro, digamos que por una lectura espiritual. No con la mística, sí con el espíritu tiene que ver la aseveración  de Spinoza que resuena en mí, la de la mente como idea del cuerpo, la de la mente como una manera de pensar el cuerpo. Tal vez todo el deporte que yo hago lo entiendo como un continuo lenguaje de mi cuerpo conmigo mismo, especialmente elocuente y agitado en pruebas de larga distancia, las de muchas horas, en las que interviene un factor fundamental que altera el proceso y la propia percepción del mismo: el miedo a no ser capaz de conseguirlo o a la exigencia de más de lo que estoy dispuesto a dar, sobre todo mentalmente.

La duda y el autocuestionamiento se complican si además he de trasegar con circunstancias difíciles, como las del reto de por sí más duro de los tres, el primero, el triatlón largo de Salamanca, donde las adversidades meteorológicas en forma de tempestad bíblica durante la previa y primera parte de la carrera, que dejaron en raquítica la ya de por sí exigua paticipación, exigen tirar de esa épica de andar por casa del atleta popular para la que ya no me siento especialmente inclinado, por haber agotado mi saldo disponible tras demasiadas metas.

La duda y la respuesta se complican aún más si en mi terreno más propicio, para el que estoy más dotado, la media del triatlón y el trail de las Hurdes, me veo lastrado por una lesión de isquios que yo mismo provoqué por impaciencia y mala cabeza de novato, por querer regresar, tras estar completamente parado dos semanas por los exámenes de septiembre,  al mismo estado físico donde lo dejé. Supongo que al final esas circunstancias y obstáculos añadidos destilan el debate, lo hacen  más puro cara a obtener una respuesta más honesta y fundada.

Durante estas tres pruebas se sucedieron un par de momentos para mí especiales. En el triatlón de Salamanca se circula junto a Los Montalvos, esa apacible estación termini donde muchos agonizan en su última batalla; también durante la marcha ciclista Douro Granfondo se atraviesan infinitos campos de vides donde los trabajadores de la vendimia se desloman en jornadas interminables. En contraste, nuestro sufrimiento, nuestra pequeña autodestrucción es elegida y sometida a corto plazo. Esfuerzo absurdo y por eso mismo humano, por eso mismo bello,  por eso mismo verdad.

Mi respuesta termina con una pregunta, la de si más que perder la capacidad de hacerlo, sea perder la capacidad de preguntarse por la posibilidad de hacerlo el factor determinante que todo lo cambia. Si no será eso realmente el darse por vencido. 

La foto es elocuente, apenas un instante después de la batalla, castigado y  feliz, tal vez lo dice todo, la de que la duda sigue abierta, la de que sigo estando vivo.

(Reflexiones tras tres domingos de octubre de competición consecutiva: Medio Ironman de Salamanca, Marcha Ciclista Douro Granfondo y Trail Cumbres Hurdanas).

martes, 6 de julio de 2021

Tiempo, belleza, verdad


"La belleza es la verdad, la verdad, belleza. Eso es todo lo que sabes y todo lo que necesitas saber"

(John Keats)

"Time" 

(Angelo De Augustine)

Time keeps on coming
I've been all around
I'll keep on running
'Til time catches on
I've been on the run
Now you're back in your hideout
Never gave it all for free
Everyone was talking to ya
To ya
Time keeps on learning
About you and me
I'll keep on loving
Someday she'll love me
I'll love you for free
Now your heart has been broken
And you're miles off away
Now you can't find the right words to say
Once uphill you'll be fine
But your love's lost down the line
Hate to say I was wrong
Came into this life on my own
And I'll try
Yes, I'll try
Hope for love
Turn out the light
And I gave my own life
My own life
My own life
He'll treat you unkindly
If that's what you want
But you'll stay inside me
Inside of my heart
Unbound at the start
Now